Skip to content

¿Es recomendable comprar dispositivos con USB-C?

Adentrándonos en la navegación web, conseguimos muchas reseñas relevantes, acerca de este nuevo “estándar” de dispositivos hardware para transferencia de datos.

Muchos comentarios buenos, otros no tanto. La USB Implementers Forum (USB-IF), el organismo que maneja este estándar, tuvo algunos problemas al expresarlo, por lo que muchas compañías ensambladoras de Hardware, comprendieron mal la forma real que estos dispositivos debían de poseer y como debían ser compatibles.

Sabemos que las cosas nuevas, casi siempre, tienen algunas imperfecciones al salir al mercado, por temas de compatibilidad y por no seguir las reglas del estándar que se les puede dar. A pesar de esto, encontramos que USB-C, sería la versión principal para todos los dispositivos nuevos que usen Android, por lo que pudimos rescatar algunas cosas buenas, si se poseen puertos con USB-C.

En primer lugar, pudimos observar que el lado del dispositivo de entrada (macho) era reversible, o sea, puedes introducirlo desde cualquier lado (algo similar al lightning de Apple) y no tendrás que volver a perderte en la oscuridad a ver como meterlo a tu dispositivo.

La gran velocidad de transferencia de datos que posee, fue un dato que sinceramente nos dejó con la boca abierta. Mientras en el estándar USB-B, tenía una velocidad de transferencia de 408 Mbps, el nuevo estándar USB-C, cuenta con una velocidad de 10 Gbps. Incluso, Google comentó que quitarían el NFC, así que la transferencia de datos por Wi-Fi desaparecerá; y es por esta razón que podrás mandar datos y archivos de cualquier tipo de teléfono a teléfono a través de este tipo de entrada. Para nosotros enterarnos de esto fue un gran “WOOOOW”. Adicionalmente este tipo de cable USB-C (pero en su mejor versión, la 3.1), podrá hacer que tu teléfono pasé batería de la reserva a otro dispositivo inteligente con Android Nougat o superior, que requiera carga en ese momento.

Pero para dar más uso a esto quizá necesites más adaptadores como el  USB-C a USB-C, USB-C a USB-B y USB-C a USB-A. Muchos de estos cables extra no vendrán incluidos en la caja de tu teléfono cuando lo adquieras (tristemente).